Deliciosos garbanzos fritos con cebolla: receta fácil y rápida

Si vives en España o estás en este mundo el suficiente tiempo para haber oído sobre garbanzos, esto te interesa. Los garbanzos fritos con cebolla son una receta tradicional española, fácil y rápida de preparar.

Para hacerlos, atento a la interminable lista de ingredientes, se necesitan garbanzos, cebolla, sal, aceite y pimienta. Aunque yo he cambiado la receta para mejorarla y hacerla más sana.

garbanzos fritos con cebolla

Primero hay que cocinar los garbanzos hasta que estén blandos, luego se saltea la cebolla en aceite y se añade azúcar. Después se fríen los garbanzos y se sirven con la cebolla caramelizada por encima.

Hay variantes de la receta, como agregar laurel o pimentón, yo prefiero comerlos así, además le doy mi toque con una sal especiada y paso los garbanzos por harina de garbanzos antes de freírlos. Te cuento.

Índice del contenido

Receta de garbanzos fritos con cebolla estilo español

Ingredientes necesarios para la receta

  • Una taza de garbanzos
  • 300 gramos de cebolla
  • Una pizca de sal
  • 300 mililitros de aceite
  • Una pizca de pimienta
  • Lima
  • Harina de garbanzo
  • Pimentón de la Vera o especias al gusto

Preparación de los garbanzos fritos con cebolla

Antes de comenzar la preparación, es recomendable dejar en remojo los garbanzos desde la noche anterior y luego cocinarlos en agua a fuego bajo durante unas 2 horas hasta que estén blandos. También los puedes hacer con garbanzos de bote claro.

En una sartén con un poco de aceite, cocina la cebolla en juliana fina a fuego fuerte durante unos dos minutos. Después, baja al mínimo, agrega la sal y tápala, déjala unos 20 minutos removiendo de vez en cuando.

Después quita la tapa y sigue cocinando hasta que la cebolla esté caramelizada, unos 10 minutos más.

⭐​ Es muy importante que cortes la cebolla a favor de las fibras, no transversal. Así aprovecharemos el azúcar propia de la cebolla que nos ayudará a su caramelización para evitar poner azúcar.

Después de escurrir muy bien los garbanzos, pásalos por harina de garbanzos y fríelos en abundante aceite a temperatura media durante unos 5 minutos. Después, pasa los garbanzos por papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Finalmente, sirve los garbanzos con una sal compuesta hecha de sal Maldon (en escamas), pimentón de la Vera y comino en polvo. Termina con ralladura de lima y agrega la cebolla caramelizada por encima.

Imprimir
clock clock iconcutlery cutlery iconflag flag iconfolder folder iconinstagram instagram iconpinterest pinterest iconfacebook facebook iconprint print iconsquares squares iconheart heart iconheart solid heart solid icon
garbanzos fritos con cebolla

Cómo hacer garbanzos fritos con cebolla


  • Autor: Josue Perez
  • Tiempo total: 30min
  • Raciones: 2 personas 1x

Descripción

Recuerdo este plato en el hostal de Girona donde curraba, los pasábamos por harina de garbanzo y terminábamos con una sal casera de apio y zumaque (o sumac), una especia de oriente medio difícil de encontrar en tu barrio imagino.

Esta es mi versión adaptada a la cocina española.


Ingredientes

Convertir
  • Una taza de garbanzos cocidos (unos 200g)
  • 300 gramos de cebolla
  • Una pizca de sal
  • 300 mililitros de aceite de girasol
  • Una pizca de pimienta
  • Lima
  • Harina de garbanzo
  • Pimentón de la Vera o especias al gusto

Paso a paso de la receta

 

  1. En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, cocina la cebolla en juliana fina a fuego fuerte durante unos dos minutos. Después, baja al mínimo, agrega la sal y tápala, déjala unos 20 minutos removiendo de vez en cuando.
  2. Quita la tapa y sigue cocinando hasta que la cebolla esté caramelizada, unos 10 minutos más. 
  3. Después de escurrir muy bien los garbanzos, pásalos por harina de garbanzos y fríelos en abundante aceite a temperatura media durante unos 5 minutos. Después, pasa los garbanzos por papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  4. Finalmente, sirve los garbanzos con una sal compuesta que habrás hecho juntando sal maldon, pimentón de la Vera y comino en polvo. Termina con ralladura de lima y agrega la cebolla caramelizada por encima.

Notas

  • Fríe los garbanzos 5 minutos antes de que termine de caramelizarse la cebolla, así ahorrarás tiempo.
¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 1 Valoración media: 5)

Variantes de la receta de garbanzos fritos con cebolla

Añadir azúcar a la cebolla para caramerizarla rápido

Pues eso, que si no te quieres esperar 20 minutos y prefieres caramelizar la cebolla antes, añade una cucharada de azúcar y cocina unos 5 minutos.

Añadir cebolla y laurel en la cocción de los garbanzos

Una variante interesante de la receta es agregar un casco de cebolla y una hoja de laurel durante la cocción de los garbanzos para infusionar el agua. Este sencillo paso realza aún más el sabor de los garbanzos, dándoles un toque aromático y delicioso.

Incorporar pimentón picante y dulce al salteado de la cebolla

Si quieres darle a tus garbanzos fritos con cebolla un toque de sabor diferente, puedes incorporar una cucharadita de pimentón picante y otra de pimentón dulce al salteado de la cebolla. Estos ingredientes le aportarán un sabor ligeramente picante y un agradable matiz dulce a la receta, añadiendo complejidad y profundidad al plato.

Opción saludable: asar los garbanzos al horno

Si quieres darle a tus garbanzos fritos con cebolla un toque más crujiente y saludable, puedes asarlos en el horno.

Para ello precalienta el horno a 180ºC, escurre y seca los garbanzos, ponlos en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado (de horno) y ásalos 45min aproximadamente removiendo a mitad de cocción.

Una vez listos, pon los garbanzos en un bol, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y salpimenta, termina con especias al gusto como curry, pimentón, comino, ras al hanout...

garbanzos crujientes al horno

Consejos y recomendaciones para cocinar garbanzos fritos con cebolla

Utilizar garbanzos de bote y enjuagarlos correctamente

Una opción práctica y conveniente es utilizar garbanzos de bote en lugar de cocinarlos desde cero. Asegúrate de enjuagar bien los garbanzos bajo un chorro de agua fría para eliminar cualquier residuo o exceso de líquido antes de utilizarlos en la receta.

Opción de cocer los garbanzos uno mismo

Si prefieres cocer los garbanzos por ti mismo, es importante remojarlos durante 8-12 horas antes de la cocción. Luego, en una olla express, cocina los garbanzos con agua y sal durante al menos 20 minutos o hasta que estén tiernos.

⭐​ Al cocerlos en casa, tendrás un mayor control sobre el tiempo de cocción y el nivel de suavidad que deseas obtener. El tiempo dependerá de varias cosas como el tiempo de remojo, el tipo de agua y de garbanzos que utilices.

Aprovechar el agua de cocción de los garbanzos para otras preparaciones

No desperdicies el agua de cocción de los garbanzos, ya que puede ser utilizada como base para hacer purés de verduras o como caldo para preparar un sabroso arroz con verduras. Una vez que el agua esté fría, puedes congelarla en porciones para utilizarla en futuras recetas.

  • Recuerda enjuagar los garbanzos enlatados antes de utilizarlos en la receta para eliminar cualquier residuo y mejorar su sabor final.
  • Cuando cuezas los garbanzos en casa, remójalos con una pizca de bicarbonato para acortar la cocción y para digerirlos mejor, añade alga Kombu o hierbas frescas al agua de remojo.
  • Siempre prueba los garbanzos durante el proceso de cocción para asegurarte de que estén tiernos y a tu gusto personal.

Sigue leyendo

¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 1 Valoración media: 5)

Si buscas más recetas como Deliciosos garbanzos fritos con cebolla: receta fácil y rápida hay más ideas en fáciles

Subir