Garbanzos con espinacas

Los garbanzos con espinacas son un plato popular en la gastronomía española. Esta receta, sencilla y sabrosa, se ha convertido en un clásico en diversas regiones del país.

Los garbanzos cocidos se combinan con espinacas, ajo, especias y salsa de tomate, resultando en un plato reconfortante y saludable. Acompañado de un vaso de vino tinto y pan casero, los garbanzos con espinacas son una opción deliciosa para disfrutar en cualquier ocasión.

En este artículo te explico cómo preparar este plato, su historia, sus beneficios nutricionales y otras recetas relacionadas.

espinacas con garbanzos
Índice del contenido

Mi corta pero sabrosa lista de ingredientes

  • 400g de garbanzos cocidos
  • 200g espinacas frescas
  • Dos dientes de ajo
  • 2 g de comino molido
  • 2 g de pimentón dulce
  • 1g de pimienta negra molida
  • 100g de salsa de tomate
  • 50g de vino blanco
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer garbanzos con espinacas

Consejos para mejorar la receta

  • Prueba la mezcla de sal antes de servir y ajusta según tu gusto personal.
  • Acompaña los garbanzos con espinacas con un vaso de buen vino tinto y rebanadas de pan casero para disfrutar de una experiencia gastronómica completa.
  • Si deseas darle un toque adicional de sabor, puedes agregar otras especias como el curry o el pimentón picante.
  • Experimenta con diferentes variantes de garbanzos, como los garbanzos tostados o los garbanzos germinados, para darle un giro interesante a la receta.

Receta de garbanzos con espinacas

Imprimir
clock clock iconcutlery cutlery iconflag flag iconfolder folder iconinstagram instagram iconpinterest pinterest iconfacebook facebook iconprint print iconsquares squares iconheart heart iconheart solid heart solid icon
receta de garbanzos con espinacas

Garbanzos con espinacas


  • Autor: Josué Pérez
  • Tiempo total: 30min
  • Raciones: 4 personas 1x

Descripción

Mira. Este plato no puede ser más sencillo y delicioso a la vez. Yo trituro la mezcla antes de cocinar las espinacas y los garbanzos pero hay muchas formas de hacerlo. La más fácil es hacer un sofrito, añadir espinacas, especias, garbanzos y cocinar con fondo de verdura unos 10 min, depende lo que te quieras liar y la vida te deje claro.


Ingredientes

Convertir
  • 400g de garbanzos cocidos
  • 200g espinacas frescas
  • Dos dientes de ajo
  • 2 g de comino molido
  • 2 g de pimentón dulce
  • 1g de pimienta negra molida
  • 60g de salsa de tomate
  • 50g de vino blanco 
  • Agua
  • 50g aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • 200g de agua o fondo de verduras

Paso a paso de la receta

  1. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla picada y el ajo, cocinando hasta que estén dorados.

  2. Incorpora el pimentón y el comino molido. Dale una vuelta y añade el vino, deja evaporar el alcohol y añade el tomate, roviendo ocasionalmente.

  3. Añade los garbanzos y las espinacas y mezcla todo.

  4. Añade el agua y cuando hierva deja 10 min salpimentando al gusto.

Notas

Estos ingredientes se combinan de forma armoniosa para crear una deliciosa mezcla de sabores y texturas en cada bocado. Si notas que está muy espeso añade más agua o mejor fondo de verdura.

También puedes añadirle un poco de vino blanco para que no se que me el ajo y el pan frito y reducirlo un poco, esto le dará aún más sabor.

Si lo prefieres puedes usar garbanzos secos, para ello remójalos durante toda la noche en agua y pizca de bicarbonato. Al día siguiente escúrrelos y enjuaga, pon agua a hervir y cuando hierva añade los garbanzos. Cuece entre 60 y 90min dependiendo del agua que has echado, si es dura o blanda, el tamaño de la olla. En olla express unos 10 min.

¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 1 Valoración media: 5)

Origen e historia de la receta

La receta de los garbanzos con espinacas tiene sus raíces en la cocina mediterránea y ha sido adaptada a lo largo de la historia en diferentes regiones y culturas.

Aunque su origen exacto es desconocido, se cree que se remonta a la época de la antigua Grecia y Roma, donde los garbanzos eran considerados un alimento básico y las espinacas eran conocidas como una planta medicinal.

Durante la Edad Media, los garbanzos y las espinacas se incorporaron a la cocina islámica y posteriormente se introdujeron en España durante la época de la conquista.

Desde entonces, esta receta se ha convertido en un plato emblemático de la gastronomía española, especialmente en la región de Andalucía y en la ciudad de Sevilla.

receta de garbanzos con espinacas

Ingredientes tradicionales en la receta

Los garbanzos con espinacas se preparan con una combinación de ingredientes sencillos pero llenos de sabor. Algunos de los ingredientes tradicionales que se utilizan en esta receta son:

  • Garbanzos cocidos
  • Espinacas congeladas
  • Dientes de ajo
  • Pan de hogaza rebanado
  • Comino molido
  • Cilantro molido
  • Pimentón dulce
  • Pimienta blanca molida
  • Salsa de tomate
  • Vinagre de manzana
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Modificaciones y variantes de la receta

A lo largo del tiempo, se han desarrollado algunas variantes y modificaciones de la receta original de los garbanzos con espinacas. Algunas de las variaciones más comunes incluyen:

  • Incorporar patatas para añadir mayor consistencia al plato.
  • Las espinacas frescas le dan un sabor más vibrante que las congeladas.
  • Agregar otros vegetales como zanahorias, cebolla o pimientos para aumentar la variedad de sabores.

Estas adaptaciones permiten personalizar la receta según los gustos y preferencias de cada persona, ofreciendo opciones más versátiles y creativas para disfrutar de los garbanzos con espinacas.

⭐​ La receta de los garbanzos con espinacas es un plato emblemático de la cocina española, con una rica historia detrás y una versatilidad que permite adaptarlo a diferentes gustos y necesidades.

Ya sea que sigas la receta clásica o decidas probar alguna variante, este plato siempre será una opción sabrosa y nutritiva para disfrutar en cualquier ocasión.

Beneficios de los garbanzos y las espinacas en la dieta

Los garbanzos y las espinacas son dos alimentos que aportan numerosos beneficios para la salud cuando se incluyen en la dieta regularmente.

Te voy a hablar de las propiedades nutricionales de cada uno y cómo su combinación en los garbanzos con espinacas puede ser una opción saludable y nutritiva.

Propiedades nutricionales de los garbanzos

Los garbanzos son una excelente fuente de proteínas vegetales, fibra, vitaminas y minerales. Son bajos en grasa y no contienen colesterol, lo cual los convierte en un alimento ideal para mantener una dieta equilibrada y saludable.

Entre sus propiedades nutricionales destacan:

  • Alto contenido en fibra, favoreciendo el tránsito intestinal y promoviendo la sensación de saciedad.
  • Ricos en vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y el metabolismo de la energía.
  • Contienen minerales como el hierro, el calcio y el potasio, esenciales para la formación de glóbulos rojos, la salud ósea y la regulación de la presión arterial.
  • Proporcionan antioxidantes, como la vitamina C, que ayudan a proteger al organismo contra el daño de los radicales libres.

Propiedades nutricionales de las espinacas

Las espinacas son una verdura de hoja verde, rica en nutrientes esenciales para el organismo. Aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales y compuestos beneficiosos para la salud.

Entre las propiedades nutricionales de las espinacas encontramos:

  • Altos niveles de vitamina A, que contribuyen a la salud visual, fortalecen el sistema inmunológico y mantienen la salud de la piel.
  • Ricas en vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre y para la salud ósea.
  • Contienen minerales como el hierro, el calcio y el magnesio, esenciales para la formación de glóbulos rojos, la salud ósea y el funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • Alto contenido en fibra, lo cual ayuda a mantener una buena digestión y previene el estreñimiento.

Inclusión de garbanzos con espinacas en una alimentación saludable

La combinación de garbanzos con espinacas en un plato como el garbanzos con espinacas ofrece una excelente opción para incluir en una alimentación saludable. Estos ingredientes aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales, fibra y proteínas, lo cual ayuda a mantener el organismo nutrido y satisfecho.

Además, dado su bajo contenido en grasas saturadas y su riqueza en nutrientes, los garbanzos con espinacas son una alternativa ideal para personas que desean mantener un peso saludable o seguir una dieta equilibrada.

⭐​ También pueden ser beneficiosos para personas con diabetes, ya que ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre debido a su bajo índice glucémico.

Otras recetas con garbanzos y espinacas

Te voy a decir algunas deliciosas alternativas en las que se pueden disfrutar los garbanzos y las espinacas. Estas recetas ofrecen diferentes formas de combinar estos ingredientes para crear platos igualmente sabrosos y nutritivos.

Hummus de garbanzos y espinacas

El hummus de garbanzos y espinacas es una deliciosa opción para aquellos que buscan una alternativa saludable y sabrosa para untar en pan o utilizar como aderezo.

Esta receta combina garbanzos cocidos, tahini, espinacas frescas, ajo, comino, jugo de limón y aceite de oliva.

Se pueden añadir otros ingredientes opcionales como comino o pimentón para potenciar el sabor. Simplemente se deben triturar todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta obtener una textura suave y cremosa.

Ensalada de garbanzos y espinacas

Una ensalada fresca y nutritiva, perfecta como plato principal o como guarnición. Para prepararla, se necesitan garbanzos cocidos, espinacas frescas, tomates cherry, pepino, cebolla roja y aceitunas. Se puede aderezar con una vinagreta ligera de limón, aceite de oliva, sal y pimienta.

Otra opción es agregar un aliño de yogurt para añadir un toque cremoso. Esta ensalada es ideal para disfrutar en los meses más cálidos, ya que es refrescante y llena de nutrientes.

Guarniciones y snacks con garbanzos y espinacas

Los garbanzos y las espinacas también se pueden utilizar como ingredientes clave en una variedad de guarniciones y snacks. Aquí tienes algunas ideas:

  • Tortitas de garbanzos y espinacas: Una opción deliciosa y saludable para un aperitivo o una guarnición. Se pueden hacer tortitas mezclando garbanzos cocidos, espinacas picadas, ajo, cebolla, harina de garbanzo, comino y cilantro. Se forman las tortitas y se doran en una sartén con un poco de aceite.
  • Croquetas de garbanzos y espinacas: Una alternativa vegetariana a las clásicas croquetas. Se preparan combinando garbanzos triturados, espinacas cocidas, cebolla, ajo, pan rallado, huevo y especias al gusto. Se forman las croquetas y se fríen hasta que estén doradas y crujientes.
  • Chips de garbanzos y espinacas: Una opción saludable de snack crujiente. Se pueden hacer horneando los garbanzos cocidos y escurridos junto con las espinacas picadas hasta que estén crujientes. Se sazonan con sal, pimienta y tus especias favoritas para añadir sabor.

Estas deliciosas opciones ofrecen diferentes formas creativas de disfrutar los garbanzos y las espinacas, ya sea como aderezo, guarnición o snack. Son opciones nutritivas, ricas en proteínas y fibra, que complementan perfectamente una dieta saludable.

Acompañamientos tradicionales para los garbanzos con espinacas

Los garbanzos con espinacas son un plato típico de Sevilla y Andalucía que se caracteriza por su sencillez y sabores auténticos. Para realzar aún más la experiencia culinaria, hay diferentes opciones de acompañamiento que complementan este plato tradicional. A continuación, se presentan dos opciones muy populares:

Vino tinto y pan casero como opción de acompañamiento

Para disfrutar de una experiencia gastronómica completa, se recomienda maridar los garbanzos con espinacas con un buen vino tinto. La combinación de sabores entre el plato y el vino aporta un equilibrio perfecto, realzando los aromas y sabores de ambos.

Un vino tinto de cuerpo medio o un joven con matices afrutados son excelentes opciones para resaltar los ingredientes de este plato.

Además, acompañar los garbanzos con espinacas con rebanadas de pan casero es una elección excelente. El pan recién hecho aporta textura y suavidad al plato, permitiendo disfrutar de sabores aún más intensos. Al untar cada bocado con el pan, podrás apreciar cómo se potencian las distintas capas de sabores y texturas de esta deliciosa combinación.

Adaptaciones de los garbanzos con espinacas en otras regiones

La receta de garbanzos con espinacas ha sido adaptada en diferentes regiones de España, dando lugar a variantes deliciosas con sabores únicos. Algunas de estas adaptaciones:

Variantes en diferentes regiones de España

  • Garbanzos con espinacas al estilo sevillano: Esta es la versión tradicional del plato, como se consume en Sevilla y buena parte de Andalucía. Se caracteriza por la presencia de especias como el comino y el cilantro, que le dan un sabor auténtico.
  • Garbanzos con espinacas a la catalana: En Cataluña, se suele añadir un sofrito a base de cebolla, pasas y piñones, que le aporta un toque de dulzor y una textura más cremosa.

Influencias mediterráneas en la receta

La receta de garbanzos con espinacas también ha sido influenciada por otras culturas mediterráneas, adaptándose y fusionándose con ingredientes y técnicas culinarias propias. Algunas de estas influencias son:

  • Falafel de garbanzos y espinacas: Esta variante se basa en la combinación de garbanzos, espinacas y especias, formando unas deliciosas croquetas fritas originarias de la cocina del Medio Oriente.
  • Estofado de garbanzos y espinacas griego: En Grecia, se prepara un guiso de garbanzos y espinacas con cebolla, ajo, aceite de oliva y hierbas aromáticas, como el orégano y el tomillo, que le dan un sabor intenso y mediterráneo.
  • Curry de garbanzos y espinacas hindú: En la India, se combina el sabor de los garbanzos y las espinacas con una mezcla de especias como el curry, la cúrcuma, el jengibre y el cardamomo, creando un plato lleno de aromas y sabores exóticos.

Estas son solo algunas de las adaptaciones y fusiones que han surgido a lo largo de la historia de los garbanzos con espinacas en diferentes regiones y culturas mediterráneas.

​🍽️​ Cada una de ellas, con sus ingredientes y técnicas, aporta matices y sabores únicos a este plato tan versátil y sabroso.

Igual te interesa esto...

Puede que te haya gustado lo que has leído y quieras seguir aprendiendo sobre cómo llevar una alimentación saludable y vegana.

Lo sé, en Internet hay mucho contenido gratis pero no está ordenado,.

En mi newsletter te lo cuento todo ordenado, con un camino marcado o roadmap.

Suscribirte es fácil y gratis, igual que darse de baja. Recibes en un sitio que siempre miras (en tu correo electrónico) recetas, consejos y trucos sobre cocina vegana y estilo de vida saludable.


Más recetas de comidas veganas

¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 1 Valoración media: 5)

Si buscas más recetas como Garbanzos con espinacas hay más ideas en comidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe rating

Subir